22 ene. 2013

Alimentos afrodisíacos, el placer de comer

A lo largo de la historia, hombres y mujeres han echado mano de la naturaleza para cautivar al sexo opuesto. Pócimas amatorias, ungüentos de amor, filtros para provocar pasión en el ser amado...Se acerca San Valentín, día en el que los enamorados acostumbran a cenar juntos, en un ambiente romántico, y llega la hora de prestar atención a los pequeños detalles que convierten una velada en algo especial.


¿Mito o verdad? Lo cierto es que los alimentos afrodisíacos funcionan más por un tema de sugestión o placer al ser consumidos que por una verdadera efectividad. Sin embargo, con el Día de San Valentín a un mes vista, Tu Toque Gourmet cree que es apropiado resaltar los alimentos que inspiran los sentimientos de amor. Y con esos alimentos en mente, también ofrecemos algunas de nuestras mejores menús para ese día tan especial.

Existe un dicho popular que indica que el amor también llega por el estómago. Hay a quien se le conquista con un buen guiso sobre la mesa, en una cena romántica, en la que el detalle de unas velas y una luz tenue, servirán para crear un ambiente íntimo. Os dejamos con una serie de alimentos que a buen seguro te vendrán de perlas para añadir al menú en alguna cena romántica con tu pareja:



Anís: ya empleado por griegos y romanos, que chupaban las semillas de anís para obtener efectos estimulantes. En Oriente se emplea para curar la impotencia y como iniciación para los recién casados.

Almendras: Su aroma se dice que induce a la pasión a las mujeres. Además es un símbolo de fertilidad.

Canela: uno de los afrodisíacos más conocidos universalmente. Entre sus muchas propiedades está la de otorgar un alto poder estimulante en las mujeres. Utilizada como especia o en aceite sus efectos pueden despertar los instintos más arrebatadores.

Ostras: se puede decir que el marisco es el afrodisíaco por excelencia y la ostra su máximo exponente. Sus poderes afrodisíacos se notan más si se toman crudas. Además de aportar un buen número de proteínas y vitaminas nos aporta unos altos niveles de zinc causante de que se eleve la producción de testosterona y estrógenos.



Fresas: mejoran la circulación sanguínea, estimula las glándulas endocrinas y el sistema nervioso. Además combinan perfectamente con el chocolate y el champán, y eso da mucho juego.

Miel: Por algo el viaje de novios se le llama luna de miel. Rica en vitamina B, eleva los niveles de testosterona en la sangre.

Chocolate: si bien no se ha demostrado científicamente su poder afrodisíaco, sí que aumenta los niveles de serotonina, relacionados directamente con el deseo sexual, aunque se piensa que tiene un poder más psicológico que fisiológico.




Cabe señalar también que más allá de los supuestos efectos afrodisíacos, la cocina comúnmente denominada así cuenta con notorios beneficios para la salud, que van más allá de su capacidad o no de aumentar la pasión

0 comentarios:

Publicar un comentario