5 feb. 2013

Louis Roederer: Una bebida, un estilo de vida

Uno de los vinos más agradables que se pueden encontrar es seguramente el Champagne. Es fruto de un método sofisticado, fruto en parte del azar, de la naturaleza y de la reflexión humana. Las condiciones geográficas del Champagne no son precisamente las ideales, baja insolación, elevada pluviometría, producían un vino de escasa graduación. Ciertamente nada hacia presagiar que este pequeño vino diera origen a uno de los mejores vinos del mundo.


Las 214 hectáreas de los viñedos Louis Roederer están bien repartidas en las tres principales zonas de producción de Champagne, Montagne de Reims, Vallée de la Marne y Côte des Blancs. Las cepas están plantadas en estas tres zonas y en los mejores Crus, no existe prácticamente ningún Grand Cru de Champagne en donde no esté presente Louis Roederer.

Por la situación privilegiada de sus viñedos y gracias a la política selectiva de sus adquisiciones complementarias, Louis Roederer se beneficia de la más completa variedad de vinos de coupage. 


A diferencia de la mayoría de los champagnes, Louis Roederer es una empresa puramente familiar, dirigida por verdaderos conocedores del vino. Esta independencia favorece el objetivo de la Maison Louis Roederer: velar por la continuidad de la alta calidad de su producción, antes que seguir los dictados actuales de la rentabilidad financiera a corto plazo. 

Por este motivo, los stocks disponibles representan de 4 a 5 años de venta, cifra ampliamente superior a la media de las otras casas de Champagne


Cristal es la joya de la empresa, creado en 1876 para el Zar Alejandro II. Este champagne y su calidad se elabora hoy en dia como se ha elaborado siempre, con elegancia y pureza. Cristal está elaborado con un estricto criterio, basado en un proceso drástico de selección aplicado en la vendimia, la reserva, la finca, las uvas y finalmente los vinos. Sólo uvas Pinot Noir y Chardonnay directamente del viñedo de la casa son usados en la producción de este legendario cuvée. 

Cristal representa el mejor esfuerzo de la casa Louis Roederer, se trata de un Champagne de extraordinaria finura y elegancia – contiene una importante cantidad de Chardonnay –, y posee un bouquet delicado, perfectamente equilibrado. Cristal, que es considerado incluso por sus competidores, como un champagne verdaderamente excepcional, sigue elaborándose como se hacia antaño para el Zar, con las mismas exigencias e idéntico esmero que hace más de un siglo. 

Por todo ello cuando sale de la bodega origina, inevitablemente, múltiples y apasionados comentarios acerca de su extraordinaria calidad.



0 comentarios:

Publicar un comentario